Cáncer ovárico 101: Conoce tus opciones de tratamiento

[adinserter block=”3″]

¿Qué pasa ahora? Eso podría ser una de las primeras cosas que se te vienen a la mente si tú o un ser querido son una de las casi 20,000 mujeres en EE.UU. que reciben diagnósticos de cáncer ovárico cada año.

Lidiar con un diagnóstico de cáncer ovárico puede parecer abrumador, especialmente en lo que se refiere a las opciones de tratamiento. Y aunque es natural que cada caso sea diferente, es importante hablar con tu proveedor de atención médica (HCP, por sus siglas en inglés) para definir el mejor plan para ti.

Mientras tanto, aquí encontrarás lo que debes saber sobre los tratamientos de cáncer ovárico.

¿Qué es el cáncer ovárico?

El cáncer ovárico afecta a una o a las dos trompas de Falopio o el peritoneo, que es la mucosa dentro de tu cavidad abdominal.

¿Qué tipos de cáncer ovárico existen?

Existen varios tipos y subtipos de cáncer ovárico. El más común es el cáncer o carcinoma ovárico epitelial (EOC, por sus siglas en inglés) con una aportación de 9 de cada 10 casos de cáncer ovárico. El carcinoma ovárico epitelial seroso es el subtipo más frecuente.

La mayoría de opciones de tratamiento se enfocan en el EOC puesto que ese es el tipo más frecuente. (Otros tipos, tales como el cáncer ovárico de células germinativas y estromales, representan menos del 3% de los casos en conjunto).

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer ovárico?

Los planes de tratamiento para el cáncer ovárico son diferentes para cada persona. Las opciones varían en función del tipo, de la etapa (el tamaño del tumor y cuán lejos se ha propagado el cáncer del ovario) y de tu salud en general.

Opciones de tratamiento frecuentes para cáncer ovárico incluyen:

Cirugía

Se realiza una cirugía para remover el tumor y para determinar la etapa del cáncer. Frecuentemente, la cirugía para el EOC es una histerectomía que remueve el útero, las trompas de Falopio y los ovarios, junto con algunos ganglios linfáticos pélvicos y abdominales y el epiplón (es una almohadilla de grasa que cubre parte del abdomen). También podrían sacarse líquidos y otros tejidos para hacer pruebas. Si el cáncer se encuentra en una etapa más avanzada, la cirugía podría ser más extensa.

Quimioterapia y radiación

¿Cuál es la meta de la quimioterapia? Destruir cualquier célula cancerosa microscópica (piensa en ellas como si fuesen granos pequeños de arena) que pudiese estar presente. La quimioterapia es un tratamiento sistémico, lo que significa que afecta todo tu cuerpo. Por otro lado, las opciones locales de tratamiento tales como la radiación se dirigen a un área específica.

Farmacoterapia dirigida

Las terapias dirigidas usan fármacos para atacar las partes de células cancerosas que las diferencian de células normales saludables. Un ejemplo: Los inhibidores de PARP [Poli ADP ribosa polimerasa] que son útiles para mejorar la supervivencia sin progresión, es decir cuando la enfermedad todavía está en el cuerpo, pero no empeora. La farmacoterapia dirigida se determina en función de factores tales como la etapa del cáncer y si tienes las mutaciones genéticas de BRCA1 o BRCA2.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos presentan una oportunidad para probar tratamientos nuevos, dependiendo de tu caso específico. Beneficio adicional: Los ensayos clínicos son importantes para la investigación del cáncer en general.

¿Quiénes son los miembros del equipo de tratamiento de cáncer ovárico?

Muchas cosas importantes de la vida cotidiana están relacionadas con grupos de personas y eso también aplica para el tratamiento de cáncer ovárico. El equipo de HCP puede incluir:

  • Un oncólogo ginecológico: Un ginecólogo que se especializa en atención contra el cáncer de los órganos reproductivos femeninos. Puede realizar cirugías así como prescribir quimioterapia y otros tratamientos. La investigación sugiere que tener consultas con un oncólogo ginecológico puede ser útil para alcanzar mejores resultados quirúrgicos y generales.
  • Un médico oncólogo: Un doctor que trata el cáncer con medicamentos, incluyendo quimioterapia y terapia dirigida.
  • Oncólogos de radioterapia: Doctores que proporcionan tratamiento dirigido de radiación.
  • Enfermeros, auxiliares médicos y enfermeros especialistas: Proveedores de atención médica involucrados en todos los aspectos de la atención, incluyendo después de la cirugía.
  • Un genetista o asesor genético: Un genetista es un HCP que hace pruebas para detectar mutaciones genéticas, tales como en los genes BRCA1 y BRCA2, proporciona un diagnóstico y toma decisiones relacionadas con terapias personalizadas para tratar condiciones genéticas. Un asesor genético proporciona orientación y educación relacionadas con los resultados de las pruebas y ayuda a personas manejar sus diagnósticos.

Trabajadores sociales oncológicos: Ayudan a manejar los aspectos no médicos del tratamiento tales como aprovechar servicios de apoyo, que incluyen grupos de orientación y apoyo. También pueden ayudar con la salud mental y emocional.

  • Orientadores y asesores de pacientes: Brindan apoyo durante el tratamiento. Pueden ayudarte a comunicarte con tu equipo de atención, a programar citas y a lidiar con tu compañía de seguros. También pueden ayudarte para que te comuniques con varias formas de apoyo social, financiero y legal.
  • Nutricionistas: Te ayudan a determinar qué comer y cómo obtener la nutrición que necesitas a lo largo del tratamiento.
  • Cuidadores: Pueden ser profesionales, familiares o amigos. Pueden proporcionar apoyo emocional, físico y práctico a lo largo del proceso.
  • Un equipo de atención paliativa: Un equipo de atención que incluye a doctores, enfermeros, trabajadores sociales y asesores espirituales que se especializan en mejorar tu nivel de satisfacción y comodidad a lo largo del tratamiento.

¿Cuáles son los índices de supervivencia del cáncer ovárico?

Si te preguntas si el cáncer ovárico es curable, la siguiente información es importante: Al igual que con muchos otros cánceres, entre más pronto se diagnostique, mejor. Cuando el cáncer ovárico se detecta en forma temprana, el índice de supervivencia a cinco años es del 94%, lo que significa que 94 de cada 100 personas todavía están vivas cinco años después.

La desventaja es que el cáncer ovárico es difícil de diagnosticar porque pruebas básicas de detección identifican tumores infrecuentemente en etapas tempranas. Además, los síntomas comunes de cáncer ovárico tales como embotamiento y dolor pélvico se ignoran fácilmente. A menudo, para cuando se detecta el cáncer, se encuentra en una etapa más avanzada. Un método para detectar cáncer ovárico en forma temprana es conocer tus antecedentes médicos y monitorear de cerca cualquier síntoma.

From Your Site Articles

Related Articles Around the Web

[adinserter block=”3″]

Credit : Source Post

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

Optilives.com
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart